Quiénes Somos

3000 caracteres por día.

La idea del Mundial surgió en 2013 en uno de mis talleres de escritura. Una de mis alumnas decía que no le gustaba nada de lo que escribía y que por eso escribía poco. Yo lo único que supe decirle fue que si quería ser escritora tenía que escribir. Pablo Lanseros, otro de mis alumnos, había leído una de esas investigaciones académicas que se publican en los diarios, que decía que si hacías algo durante sesenta días seguidos se convertía en un hábito; con el grupo quisimos probar qué pasaba si escribíamos todos los días durante ese tiempo. Nos pusimos como meta escribir tres mil caracteres por día, el equivalente a una página, en un archivo compartido, para poder leernos. Otro miembro del grupo, Hilario González, fue el creador del sistema que nos permitió registrar y evaluar nuestro desempeño.

El objetivo del juego, al que llamamos Le Championnat, siempre fue incentivar el hábito de la escritura. Desde 2013 se juega cuatro veces por año, con entre 100 y 200 participantes, y muchos alumnos empezaron durante los championnats a escribir los primeros esbozos de textos que después se convirtieron en libros (entre muchos otros, La música que llevamos adentro de Julia Moret, La caja Topper de Nicolás Gadano, La sal de Adriana Riva y Estás muy callada hoy de Ana Navajas).

Por supuesto que el hábito no es todo y que hay un aspecto de la escritura que es solitario y depende de las musas. Tampoco hay métodos infalibles. Todo proceso creativo está lleno de dificultades. Pero mi experiencia es que la mezcla de competencia y solidaridad, de individualismo y presión grupal que se da en estos campeonatos puede ser muy productiva.

En marzo de 2020, justo el día en que en la Argentina se decretó la cuarentena debida al Covid-19, decidimos con Catalina Lascano abrir esta competencia, a la que llamamos Mundial de Escritura. En sólo tres días se inscribieron casi tres mil personas de 37 países, y muchísima gente dijo que se sintió incentivada a escribir en las dos semanas de competencia. Además, muchos textos muy bien escritos, conmovedores (¿qué es escribir bien? ¿quién se conmueve y por qué?, ah, esa es la cuestión), fueron leídos por las distintas instancias de lectores profesionales. A la final llegaron diez mujeres, que sorprendieron con sus textos a Luis Chaves, Leila Guerriero y Alejandro Zambra, tres de mis escritores latinoamericanos favoritos. “Me encantó hacer esto. Ojalá lo repitas. Me parece que hay mucho talento dando vueltas por ahí”, dijo Leila. Entre esas mujeres había una chica de 21 años, una de 19 y otra de 17. Si esto sirve para impulsar a jóvenes a persistir y a poner su inteligencia y su sensibilidad en el trabajo con los textos, el objetivo estará cumplido.

El plan, en la medida en que podamos sostenerlo, es organizar varias ediciones al año e ir mejorando e innovando, y que el Mundial se convierta también en una plataforma de saberes y experiencias acerca de la escritura para todos los interesados de una u otra forma en ella.

(3002) Santiago Llach

Equipo

Producción general: Catalina Lascano

Programación: Leonel Turchetto

Consultoría visual: Esteban Serrano

Edición de video: Zoe Rebuffo

Redes y comunicación: Manuela Martínez y Luna Neuman

Equipo todoterreno del Mundial: Serena Alurralde, Nicolás Arévalo, Paula Bonnet, Eva Gadano, Florencia García López, Gastón Guendjian y Candela Guerriero. 

Agradecimientos

Grupo de los martes del verano del año 13: Hilario González, Pablo Lanseros, Cecilia Fanti, Julieta Mortati, Vicente Amadeo, Debora Mazzola, Daniel Borensztein, Federico Stange.

Jugadores del primer Championnat: Paca, Willy & los sábados de Florida, queridas Viajeras de Clase Mundial, los Jueves de los guisos de Guada y los primeros Caracteres Ardientes, que después fueron Iowa.

Alumnos de todos estos años que ayudaron a perfeccionar la competencia.

Tamara Talesnik, gracias totales.

Lo dieron todo en los días álgidos de la cuarentena: Luna Neuman, Manuela Martínez, Nicolás Arévalo & o filhote León Llach Mariasch.

Vuelvo a tomar aire para saludar otra vez: Mariela Paoltroni, Florencia Gueler, Ivana Steinberg, Sol Echegoyen, Martín Kunik, Carolina Kilzi, Florencia García López, Jazmín Hollmann, Paula Bonnet, Julián Kusnetzoff, Rafael Otegui, Eitan Abelson, Sebastián García Uldry.

Al jurado de preselección de la primera edición: María Arozamena, Matías Bauso, Dalia Ber, Mariano Blatt, Matías Camacho, Josefina Delgado, Daniela Dorfman, Magdalena Estrugamou, Olivia Gallo, Karina Galperín, Gonzalo Gossweiler, Mercedes Güiraldes, Gustavo López, Juan Pablo Luccioni, María Inés Martínez Asla, Adriana Riva, Ángeles Salvador, Raquel San Martín, José Santamarina, Amalia Sanz, Natalí Schejtman, Julia Szejnblum, Santiago Valentino y Patricio Vega.

Marcela Mora y Araujo.

Gabriela Adamo.

Ana Clara Pérez Cotten.

Florencia Ure.

Tomás Guarna.

Benita Llach, revelación del primer Mundial.

A los grandes colaboradores del Tercer Mundial: Félix El Idd, Violeta Noetinger, Joana D’Alessio, Cecilia Criscuolo, Ana Laura Pérez, Paca Muracciole, Luciana Cáncer, Sebastián Lidijover, Yanina Colagiovanni, Pablo Braun, Rafa Otegui, Martín Wilson, Damián Tullio, Hugo Sánchez.